slogan Dynamic Tours
imagen pais
Marruecos

Información de destino

Gran naturaleza, ciudades con apasionante pasado histórico, arte y cultura milenaria. Sus dos sistemas montañosos, el Rif con el punto culminante el monte Tidighine y la cordillera del Atlas. Pa´jis repleto de secretos y aventuras tan variadas como ningún otro país del mundo. Impresionantes desiertos, kilómetros de playas, lagos cristalinos.

Enlace a la oficina de turismo
Enlace a la aerolínea

Poblaci贸n

Población: 31.167.783 hab.

Ciudades y descripci贸n

imagen de Ciudades y descripci贸n

Rabat
La capital, cuarta ciudad imperial, es una curiosa mezcla de la tradición histórica consolidada en un largo pasado y la modernidad establecida en el presente. Abd al-Mumin la fundó en el siglo XII, y utilizó la kasbah ("fortaleza") como base para luchar contra los españoles. Durante este período se construyeron sus edificios más famosos, como la torre Hassan yla Kasbah des Oudaias. Bastión para los musulmanes expulsados de España a principios del siglo XVII y capital del país sólo a partir de la ocupación francesa, en 1912, la atmósfera de Rabat recibe influencias del Islam y de Europa en casi idéntica medida. Pocos habitantes de Rabat están involucrados en el negocio turístico, lo que significa pasear por los mercados sin tener que protegerse contra la excesiva presión de los vendedores.

Uno de los monumentos más famosos es la torre Hassan, el alminar inacabado de la gran mezquita, iniciado por Yacub al-Mansur. Un terremoto interrumpió su construcción en el año1755. Asu lado se alza el mausoleo de Mohammed V, abuelo del actual rey.La Kasbahdes Oudaias, construida en el risco que se levanta sobre el Atlántico, alberga un antiguo palacio convertido en museo de arte tradicional. Más allá de las murallas se encuentran los restos de la antigua ciudad de Salé, cuyo Museo Arqueológico es uno de los más interesantes de Marruecos.

Entre el histórico parque central (los Jardins Triangle de Vue) y la principal estación de tren están localizados la mayoría de hoteles y restaurantes de Rabat. Los abundantes bares y cafeterías de esta zona disponen de toda la cerveza, kebabs, pizza, aceitunas y helados que uno pueda desear. El aeropuerto internacional Mohammed V se halla a poca distancia al este de la ciudad y muchos autobuses cubren el trayecto.

Casablanca
De todas las ciudades del mundo, Hollywood eligió Casablanca para inmortalizarla como el clásico enclave de sabor exótico y colonial. Los que esperen encontrar a un taciturno Humphrey Bogart en cada esquina se llevarán una gran decepción. Esta localidad no puede definirse como tranquila: es la mayor urbe de Marruecos y su centro industrial; una enorme e impetuosa metrópoli donde las burnouses (prenda tradicional) marroquíes parecen fuera de lugar ante la masiva presencia de los elegantes trajes propios de Occidente y las gafas de sol de marca.

Esta ciudad portuaria sufría una grave decadencia hasta que los franceses, cuando convirtieron Marruecos en su Protectorado en 1912, decidieron restaurarla y construyeron grandes avenidas, parques públicos e imponentes edificios civiles de estilo morisco. La medina o barrio antiguo de Casablanca merece una visita, y la mezquita de Hassan II es una de las más grandes del mundo. En la plaza Mohammed V se encuentran los ejemplos más impresionantes de arquitectura morisca. Casablanca comparte el aeropuerto Mohammed V con Rabat, en el que se programan vuelos regulares desde y hacia Europa y Oriente Medio.

Marrakech
Catalogada como uno de los centros culturales más importantes de Marruecos, Marrakech es una activa ciudad famosa por sus mercados y festivales. En su trepidante núcleo urbano se encuentra la plaza Djemaa el Fna. Declarado patrimonio oral de la humanidad por la Unescoen mayo de 2001, este inmenso espacio abierto en el barrio antiguo acoge a malabaristas, narradores de cuentos, encantadores de serpientes, magos, acróbatas y toda una gama de lunáticos inofensivos. Sus zocos (mercados) se caracterizan por estar entre los mejores del país. Marrakech cuenta con una amplia oferta de hoteles asequibles que facilitan la exploración de la parte antigua de la ciudad.

Entre los muchos atractivos del barrio antiguo destaca el anexo de la mezquita Koubba Ba'adiyn, de un peculiar estilo almorávide, la magnífica mezquita Koutoubia y el palacio Dar Si Said (donde se encuentra el Museo de las Artes Marroquíes). Los servicios de trenes y autobuses ofrecen trayectos regulares que comunican esta urbe del interior con Casablanca y Rabat.

Fez
La más inmemorial de las ciudades imperiales, Fez, es quizá uno de los símbolos de Marruecos. Sus laberínticas calles y su apagado esplendor potencian su aire misterioso y arrogante.La Medinade Fez el-Bali (antiguo Fez) es uno de los mayores emplazamientos medievales que existen en el mundo, y las puertas y murallas que le rodean potencian su magnificencia. A diferencia de muchas poblaciones fortificadas de su época, Fez no ha modificado sus límites originarios. Sus habitantes se han expandido hacia el suroeste y las laderas, formando un arco que se dibuja de norte a sur de la zona nueva.

En la parte antigua, compuesta por 9.400 calles y callejuelas, se alzala Medersa BouInania, una escuela teológica construida en 1350. No lejos de este lugar se encuentra el Henna Souq, mercado especializado en tintes para el cabello y para tatuar las extremidades de las mujeres. Junto a la vieja urbe amurallada aparece Fez el-Jdid, sede de la comunidad judía, formada por edificios espectaculares. Entre las dos está emplazado Dar Batha, denominado en la actualidad Museo de Batha. La mejor manera de llegar a Fez es en ferrocarril desde Rabat, Marrakech o Tánger.

Tánger
Tánger es un emplazamiento irresistible y un popular puerto de entrada de turistas, además de haberse convertido en el lugar de residencia de algunos de los mayores delincuentes internacionales. Ubicada en el extremo norte de Marruecos, conserva un carácter cosmopolita y una fundada reputación de inspirar turbios negocios y extraños desajustes.

El céntrico zoco chico es su principal atracción. Cuando Tánger era territorio internacional, entre 1923-1943 y 1945-1956, además de haberse convertido en el punto de encuentro de intelectuales y artistas de todo el mundo, esta zona servía de escenario a sórdidas formas de vida; en la actualidad todavía mantiene esta característica. La Kasbah es uno de los monumentos más atrayentes; en su interior alberga el antiguo palacio del sultán, Dar el-Makhzen, del siglo XVII, convertido en un interesante museo. Tánger dista cinco horas en tren de Rabat y desde España se arriba fácilmente en transbordador; también desde Gibraltar.

Idioma y religi贸n

Nacionalidades y etnias: 55% árabes, 44% bereberes, 0,7% extranjeros
Idioma: árabe (oficial), bereber, además de francés, español e inglés
Religión: 98% musulmanes, 1% cristianos, 1% judíos

Gastronom铆a y Bebidas

imagen de Gastronom铆a y Bebidas

La cocina marroquí, con excepción de los platos típicos, hoy en día puede considerarse como una mezcla de gastronomías procedentes de los bereberes, moriscos, Oriente Medio, mediterráneo y Africano. La cultura culinaria de Marruecos cubre no sólo los alimentos sino también las tradiciones culinarias como el dyafa (una especie de banquete marroquí).

La cocina marroquí es muy sencilla de realizar tal y como corresponde a las cocinas populares, tiene mucho en común con otras cocinas del magreb pero posee una personalidad propia debido a ser la única de ellas que no ha recibido la influencia de la cocina turca (debido a que el imperio otomano no llegó con sus dominios al territorio del actual Marruecos). Es una cocina familiar un proverbio marroquí dice: “durante la comida, no se habla”. Su rasgo principal es el uso de lo dulce y lo salado como por ejemplo la bastela (cuscus con verduras y tfaya), lo que la acerca a las cocinas de extremo oriente. Hoy en día algunos platos marroquíes tienen reminiscencias de la cocina sefardí.

Se trata de una cocina elaborada de forma casera, en la que participan fundamentalmente sólo mujeres (dada), el espacio de la cocina es tradicionalmente en Marruecos un lugar femenino donde los hombres permanecen fuera.Las recetas de los platos pasan de madres a hijas por tradición verbal.

Moneda

Moneda: Dirham 1€=10DH aproximadamente

Viajar con comodidad supondrá un gasto de entre 60 y 120 dólares diarios. Aquéllos que planeen hacerlo con poco dinero, dispuestos a acampar o a alojarse en pensiones, podrán sobrevivir sin problemas con 35-40 dólares al día. Desplazarse es relativamente barato y se ofrecen muchas alternativas; el ciclismo es una de las más baratas y gratificantes.

Existen numerosos bancos en los que canjear divisas y cheques de viaje, así como utilizar tarjetas de crédito. En general es una operación rápida y sencilla, y las tasas de cambio varían poco de una entidad a otra. Una de las mejores entidades es probablementela Banque Marocainedu Commerce Extérieur (BMCE). Los anticipos con tarjetas de crédito y en cajeros automáticos comportan un cargo de aproximadamente un 1,5 por ciento.

En los restaurantes más exclusivos se espera que los clientes dejen propina, siendo lo habitual entre el 10 y el 15 por ciento de la cuenta. En los establecimientos más modestos, bastará con dejar uno o dos dirhams. Existe un amplio abanico de servicios, algunos de los cuales pueden resultar poco apetecibles, sobre todo aquéllos que han sido ideados para arrancar unas cuantas monedas al cliente. Hay que tenerlo en cuenta cuando se esté ante la presencia de porteadores, guías, así como unos individuos agostados en las paradas de autobús tangerinas particularmente curiosos.

Compras

Los zocos de Agadir (sábado y domingo), Goulimine (sábado), Marrakech (jueves), Tarudant (viernes), Tiznit (jueves y viernes) y Xauen (jueves) son los más llamativos. Sin embargo no deje de visitar algún mercado de camellos, especialmente en Goulimine y Marrakech

En Marruecos se puede hallar un cuero lo suficientemente delicado para revestir artículos de escritorio, carteras, etc… o con la resistencia para cubrir sofás o taburetes. También es fácil encontrar objetos de marroquinería, así como hermosas chaquetas, vestidos y zapatos, maletas, maletines y bolsos de todos los tamaños y diseños.

Las joyas en oro y plata resultan muy atractivas tanto por su precio como por sus diseños. Los instrumentos musicales son muy originales. También resultan muy originales las muñecas con trajes regionales.

Prendas de vestir como caftanes de distintos diseños y colores, babuchas, camisas y pantalones de algodón, pañuelos y sombreros típicos.

Las cerámicas y los vidriados ofrecen una gran variedad. Un buen regalo puede ser el frasquito de distinto tamaño, diseño y material para guardar el khol, muy originales y también las narguilas, pipas de agua en las que se fuma el tabaco.

Los mercados de especias son fascinantes. La repostería ofrece deliciosas variedades a tener en cuenta. El regateo es parte esencial en el placer de las compras.

Aeropuertos

** Aeropuerto de Casablanca –Mohammed V
** Aeropuerto de Marrakech –Menara
** Aeropuerto de Rabat –Sale
** Aeropuerto de Tánger-Ibn Batouta
** Aeropuerto de Agadir
** Aeropuerto de Fes Saiss
** Aeropuerto Nador 

Transporte

Mediante los aeropuertos internacionales de Casablanca, Tánger y Agadir, Marruecos está bien comunicado con Europa, África y Oriente Medio. Viajar con vehículo propio es otra posibilidad a estudiar, al contar con una buena oferta de transbordadores que operan entre Algeciras (España) y Tánger o Ceuta. También parten de Gibraltar dos barcos a la semana con destino a Tánger.

Con poco tiempo y un bajo presupuesto, los vuelos interiores son una buena posibilidad para aprovechar bien la visita.La Office Nationaldes Chemins de Fer de Marruecos gestiona uno de los sistemas ferroviarios más modernos del continente africano, que conecta la mayoría de los principales núcleos urbanos. Los trenes suelen ser cómodos, rápidos y una opción más adecuada que los autobuses, ya que ofrecen la posibilidad de dormir en literas en muchos de los viajes nocturnos. Las líneas llegan hasta Marrakech en el sur. Pero, si se pierde el tren, los autobuses no son en absoluto una opción a descartar: la red es densa y eficiente en la mayoría de zonas. Alquilar un coche no resulta barato, pero se puede negociar con los proveedores más pequeños. La gasolina se encuentra con bastante facilidad, y hay que tener en cuenta que en las carreteras marroquíes se prodiga la policía y los controles aduaneros.

Las ciudades más grandes tienen servicio de autobuses públicos y el precio medio del billete es de 2 dirhams. Los pequeños taxis son habituales en la mayoría de urbes y grandes poblaciones; están autorizados a llevar hasta tres pasajeros y pueden ser una buena forma de evitar el calor y a los timadores.

Electricidad

Electricidad: 220 V, 50 Hz (110 V en algunas zonas antiguas)

Horarios Comerciales

Los horarios comerciales de Marruecos son muy amplios. Prácticamente es posible comprar algo a cualquier hora. Los marroquíes comen sobre las 12.30 y cenan a las 19.00. Pero sobre todo, toman el té constantemente. Conseguir alcohol es en ocasiones difícil fuera de los hoteles y restaurantes para turistas

Los zocos y medinas están abiertos entre las 8:00 h. y las 21:00 h. salvo los viernes, día de guardar para los musulmanes que, normalmente cierran a mediodía para rezar en las mezquitas.

Los bancos están abiertos de lunes a viernes de 8:15 h. a 11:30 h. y de 14:15 h. a 16:00 h. En los meses de verano ininterrumpidamente hasta las 15:30 h. Durante el Ramadán, el servicio se ofrece de 9:30 h. a 14:00 h. Los museos suelen abrir de lunes a viernes de 9:00 h. a 12:00 h. y de 15:00 h. a 17:30 h. Muchos cierran los jueves y los viernes por la mañana. Los comercios están abiertos, generalmente de 9:30 a 13:00 h. y de 15:00 h. a 19:30 h. aunque muchos de ellos permanecen abiertos también a mediodía

Como vestir

Marruecos es un país con fuertes tradiciones y costumbres por eso queremos daros unos  pequeños consejos para saber por ejemplo qué ropa ponernos para visitar algunos lugares en Marruecos.

Las mujeres, vestir con prudencia, ya que sigue habiendo hombres marroquíes que pueden acosar, ya sea con la mirada o con otros gestos. Recomendamos cubrirse las rodillas, los hombros, y no llevar mucho escote. Así pasaréis mucho más desapercibidos.Evitar en todo momento las minifaldas y los pantalones muy cortos los hombres. Si hace mucho calor, y se hace necesario llevar algo corto, que la falda o el pantalón queden siempre al menos un poco por debajo de la rodilla, y las camisas o camisetas de manga corta, que tengan un escote alto. En invierno no hay problemas, con una camisa de manga larga, pantalones y algo de cuello alto, es suficiente.

En las playas marroquíes sí se aceptan los bikinis, pero no está permitido, por ejemplo, hacer topless. Si queréis visitar alguna mezquita tenéis que saber que a los no musulmanes no se les permite la entrada. Una de las pocas que sí lo permite es la Mezquita de Hassán II en Casablanca. No hace falta cubrirse la cabeza con un pañuelo, sino simplemente cubrir las rodillas, los hombros y el pecho. También debemos quitarnos los zapatos a la entrada, recomendamos  llevar una bolsita.

Si queréis hacer una excursión por el desierto, tenéis que saber que hará mucho calor durante el día, y frío por las noches. No olvidaros un pañuelo para cubriros la cara, gafas de sol y protección solar. El calzado no tiene por qué ser especial, ya que incluso es más fácil y mejor ir descalzo por la arena.

Informaci贸n General

Nombre oficial: Reino de Marruecos
Superficie: 446.550 Km.
Población: 31.167.783 hab.
Capital: Rabat
Régimen político: monarquía constitucional

Principales recursos económicos: agricultura, manufacturas, pesca y turismo
Principales socios comerciales: Unión Europea, Estados Unidos, Japón, Arabia Saudí y Brasil

Visados: El pasaporte es obligatorio para todos los visitantes. No necesitan visado los ciudadanos del Reino Unido, Unión Europea, Estados Unidos, Australia y Nueva Zelanda. En la mayoría de las grandes ciudades, tanto en su oficina de Inmigración como en el Bureau des Étrangers, se puede obtener la prolongación del visado de turista de tres meses.
Condiciones sanitarias: La malaria acecha en las zonas costeras del norte de Marruecos, pero en general es uno de los países africanos que presentan menos riesgos sanitarios. Sin embargo, los tratamientos médicos pueden resultar caros.
Hora local: GMT
Pesos y medidas: sistema métrico

La región costera de Marruecos es agradable prácticamente durante todo el año, aunque en el norte en invierno puede refrescar y aumentar la humedad. En las llanuras, la época más propicia para el turismo es la que abarca los meses de octubre hasta abril, puesto que en ella los días son cálidos o calurosos (alrededor de los 30ºC) y las noches son frescas e incluso frías (aproximadamente 15ºC). En las regiones de mayor altitud se precisa ir bien preparado de cara al invierno. Si se proyecta visitar las montañas, la temporada de esquí suele desarrollarse entre diciembre y marzo. En la mayoría de viajes dedicados al trekking en temporada alta (del 15 de junio al 15 de septiembre) es aconsejable reservar previamente el alojamiento.

Un poco de historia

A diferencia de otras naciones norteafricanas, Marruecos ha estado habitado desde tiempos inmemoriales. Los bereberes, o imasighen ("hombres de la tierra"), se instalaron hace miles de años y llegaron a controlar todo el territorio comprendido entre Marruecos y Egipto. Divididos en clanes y tribus, siempre han guardado celosamente su independencia y precisamente esta característica les ha ayudado a conservar una de las culturas más fascinantes del continente.

Los primeros bereberes se mantuvieron impertérritos ante las invasiones de los colonos fenicios, e incluso los romanos no consiguieron alterar su modo de vida tras el saqueo de Cartago en el año146 a.C. Éstos trajeron consigo un largo período de paz durante el cual se fundaron muchas ciudades, y los nativos de las llanuras litorales se convirtieron en sus residentes. El cristianismo hizo su aparición en el siglo III y, una vez más, los bereberes afirmaron su tradicional oposición al poder centralizado convirtiéndose en seguidores de Donato (un líder sectario cristiano que alegaba que sólo los donatistas constituían la verdadera Iglesia).

El Islam irrumpió en la escena mundial en el siglo VII, cuando los ejércitos árabes cruzaron su frontera. Conquistaron rápidamente Egipto y llegaron a controlar todo el norte de África hacia principios del siglo VIII. Tras esta invasión surgieron los almorávides, que ocuparon Marruecos yla Andalucíamusulmana; fundaron Marrakech, a la que designaron como su capital, pero pronto fueron reemplazados por los almohades.

Bajo estos nuevos gobernantes se estableció un cuerpo profesional de funcionarios y las ciudades de Fez, Marrakech, Tlemcen y Rabat alcanzaron el cenit de su esplendor cultural; pero, finalmente, debilitado por sus derrotas en España ante los cristianos, el gobierno musulmán empezó a flaquear. En su lugar vinieron los meronitas de las tierras del interior marroquí y la zona volvió a resurgir hasta que la culminación de la reconquista cristiana en España en 1492 desató las revueltas que borrarían a la nueva dinastía en menos de cien años.

Después de la instauración y caída de varias dinastías de corta duración, en la década de 1630 la dinastía alauita impuso un dominio completo que sigue firme en la actualidad. Con su pragmatismo y a pesar de las dificultades, ha conseguido mantener a lo largo de más de trescientos años la independencia de Marruecos.

A finales del siglo XIX se introdujeron los comerciantes europeos, y con ellos una larga etapa de renovaciones coloniales. Surgió entonces el interés de Francia, España y Alemania por invadirlo debido a su situación estratégica y a su riqueza en recursos comerciales. Los franceses vencieron y ocuparon prácticamente el país entero en 1912; España mantuvo un pequeño protectorado costero y Tánger fue declarado territorio internacional.

El mariscal francés Lyautey respetó la cultura árabe. En lugar de destruir las ciudades marroquíes existentes construyó nuevas urbes en sus proximidades. Convirtió Rabat en la capital y potenció el puerto de Casablanca. El sultán permaneció, pero apenas como una figura simbólica. Los sucesores de Lyautey no fueron tan sensibles: sus esfuerzos por acelerar el dominio francés llevaron a las gentes de las montañas del Rif, encabezadas por el erudito bereber Abd el-Krim, a levantarse contra las fuerzas de ocupación. Únicamente la unión de los 25.000 soldados hispano franceses pudo forzar finalmente a Abd el-Krim a rendirse en 1926. Hacia la década de 1930 más de doscientos mil franceses habían formado su hogar en Marruecos. Durantela Segunda GuerraMundial las fuerzas aliadas utilizaron el país como base desde la cual expulsar a los alemanes del norte de África.

Una vez finalizada la guerra, el sultán Mohammed V creó un partido independentista que finalmente aseguró la independencia marroquí en 1956. Durante el proceso se reclamó Tánger, pero España se negó a entregar las ciudades norteñas de Ceuta y Melilla, que hasta hoy permanecen como el último bastión español en África.

Mohammed V se autoproclamó rey en 1957 y fue sucedido cinco años más tarde por su hijo, Hassan II. Este popular líder consolidó su carisma entre los marroquíes organizandola Marcha Verdeal Sahara Occidental, antiguamente ocupado por España. Con una fuerza de 350.000 voluntarios, los seguidores de Hassan doblegaron a los saharauis para reclamar la zona, muy rica en minerales, como propia.

Los aproximadamente cien mil habitantes del Sahara no aceptaron la invasión y reclamaron su independencia. El Frente Popular del Sahara Occidental parala Liberaciónde Saguia al-Hamra y Río de Oro (Polisario) inició una guerra de independencia. En 1991, las Naciones Unidas intervinieron en un acuerdo de alto al fuego y más recientemente han decidido mantenerse en la zona. Mientras que la población marroquí en general aplaudió la invasión del sur, ésta contrarió tanto a los vecinos argelinos como a los propios saharauis occidentales. Desde entonces, las relaciones de Marruecos con Argelia son muy precarias.

En julio de 1999 el rey Hassan II, que había reinado como monarca absoluto (a pesar de algunos cambios semidemocráticos, en la constitución) durante 38 años, fue sucedido a su muerte en el trono por su hijo, el rey Mohammed VI, quien prometió eliminar la corrupción del gobierno, facilitar la libertad de prensa e institucionalizar una reforma democrática tan pronto como sea posible. En efecto, unos cuantos miembros pertenecientes al gobierno de su predecesor fueron despedidos, y Mohammed perdonó a dos periodistas encarcelados por haber cuestionado la política del primer ministro, aunque siete periódicos fueron clausurados por haber malinterpretado la escasa severidad del monarca por la autentica libertad de prensa.

Las tan anheladas reformas democráticas chocan contra un muro en este país todavía anclado en sus raíces feudales. A pesar de todo, Mohamed VI parece más innovador en política social y sobre todo en la lucha por los derechos de la mujer. En 2002 contrajo matrimonio con Salma Bennani, una ingeniera informática. En 2004 el gobierno adoptó cambios enla Leyde Familia, otorgando más derechos a la mujer en términos de matrimonio, divorcio y custodia de los hijos.

Lugares importantes y descripci贸n

Garganta del Todra
Cerca de Tinerhir, una ciudad del Alto Atlas, al final de un frondoso valle poblado de palmeras y de aldeas formadas por chozas de barro, rodeado por un cerco de áridas y escarpadas montañas, se encuentra una de las maravillas naturales marroquíes, la garganta del Todra. Su altura se acerca a los300 my en su punto más estrecho la anchura es de tan sólo10 m; un río de aguas cristalinas transcurre por él.

Aunque el desfiladero principal se puede explorar en pocas horas, es recomendable que los visitantes que dispongan de más tiempo lo remonten en dirección a Tinerhir. A lo largo de esta ruta surgen numerosas kasbahs, cuyos habitantes son muy acogedores. La escalada se está convirtiendo en una práctica muy popular en la zona y acampar en los alrededores es también una alternativa atractiva.

En la garganta y en sus alrededores puede elegirse entre los muchos hoteles que se han construido. Para los más aventureros, esta zona cuenta con una red de pistas forestales que unen las distintas aldeas situadas en las montañas del Atlas Medio y Alto. Los autobuses pasan con regularidad por Tinerhir en su ruta entre Marrakech y Er-Rashidia.

Essaouira
Es el destino costero más popular entre los viajeros independientes y, hasta la fecha, raramente se acercan los grupos organizados. Su playa, de gran belleza, se extiende varios kilómetros hacia el sur. Los que prefieran una localidad tranquila al regateo y a los empujones propios de las grandes urbes, se decantarán por Essaouira.

Los fuertes de la ciudad vieja son una mezcla de arquitectura militar portuguesa, francesa y bereber, y su solidez le confiere un poderoso misticismo. La Skala du Port cuenta con buenas vistas; y aquí Orson Welles rodó parte de su versión de Othello.

Volubilis
A unos33 Km. de Meknés se sitúa el emplazamiento de las mayores y mejor preservadas ruinas romanas de Marruecos. Volubilis data básicamente de los siglos II y III, aunque las excavaciones han puesto en evidencia que este lugar fue inicialmente fundado por los mercaderes cartagineses hacia el150 a.C. Tan sólo existe un hotel en las cercanías, pero se han facilitado instalaciones para acampar.

Trafaoute
Esta discreta ciudad a medio camino de la costa Atlántica marroquí es un buen punto de partida para descubrir mediante excursiones las colinas que la rodean y los distintos poblados bereberes. En las afueras se encuentra un curioso conjunto de rocas pintadas en azul en 1984 por Jean Verame. El artista belga eligió una serie de piedras pulidas y redondeadas, típicas de esta zona.

Que hacer (OCIO)

En Marruecos hay infinidad de posibilidades para practicar el trekking, siendo una de las rutas más populares la ascensión de dos días al Yébel Toubkal, en las montañas del Alto Atlas. Las rutas de mayor duración en este enclave incluyen la bella excursión entre Tacheddirt e Imlil, hasta superar la zona nevada. Una vez allí puede buscarse un lugar apto para el esquí. Ukaimeden, a unos 70 km de Marrakech, es una de las estaciones de esquí preferidas por los deportistas. Otras actividades al aire libre que pueden practicarse a menos altura incluyen el rafting, alrededor del Alto Atlas y la pesca en el sur. El viento costero que sopla en Essaouira es idóneo para disfrutar del surf, y fantástico para el windsurf. De hecho, este punto es a menudo señalado como el lugar para practicar este último deporte.

  • Dynamic Tours
  • Dynamic Tours
  • Dynamic Tours
  • Dynamic Tours
  • Dynamic Tours
  • Dynamic Tours
  • Dynamic Tours
  • Dynamic Tours
  • Dynamic Tours
  • Dynamic Tours
  • Dynamic Tours
  • Dynamic Tours
  • Dynamic Tours
  • Dynamic Tours
  • Dynamic Tours
  • Dynamic Tours
  • Dynamic Tours
  • Dynamic Tours
  • Dynamic Tours
  • Dynamic Tours
  • Dynamic Tours
  • Dynamic Tours
  • Dynamic Tours
  • Dynamic Tours
  • Dynamic Tours
  • Dynamic Tours
  • Dynamic Tours
  • Dynamic Tours
  • Dynamic Tours
  • Dynamic Tours
  • Dynamic Tours
  • Dynamic Tours
  • Dynamic Tours
  • Dynamic Tours
  • Dynamic Tours
  • Dynamic Tours
  • Dynamic Tours
  • Dynamic Tours
  • Dynamic Tours
  • Dynamic Tours
  • Dynamic Tours
  • Dynamic Tours
  • Dynamic Tours
  • Dynamic Tours
  • Dynamic Tours
linea de separacion linea de separacion
Dynamic Tours C.I.C.M.A. 1266 © Dynamic Tours S.A. Todos los derechos reservados. Condiciones generales